NUESTRA HISTORIA

Oriundos del estado de Veracruz, a finales de los años 1930’s en el mercado de la antigua Villa de Guadalupe Hidalgo; Don Roberto Loyo junto con su hijo Don Adolfo Loyo inician un expendio de barbacoa, carnitas y quesadillas de carnitas con papa.

Para finales de los años 1940’s Don Adolfo, adquiere una finca cercana, justo al pie de la entonces carretera “México – Laredo”, hoy Av. Insurgentes, y funda El Nopalito.

A mediados de los años 1950’s, ahora de la mano de su mujer Ma. Teresa y aprovechando su conocida hospitalidad y el magnífico sazón de ambos, consolidan los sabores y el carisma que ha distinguido a nuestra cocina

El nombre tan mexicano que nos caracteriza desde entonces proviene de la estrecha amistad entre el Lic. Gilberto Loyo G. (secretario de economía 1952 – 1958), con el presidente Don Pascual Ortíz Rubio, ya que a sugerencia de este último, adoptó Don Adolfo Loyo el nombre.


Gracias a ustedes, El Nopalito a lo largo de más de 70 años ininterrumpidos, ha logrado conquistar los corazones de familias y generaciones enteras y se ha convertido en uno de los más grandes y más antiguos restaurantes de la República Mexicana.

Con el paso de los años, hemos evolucionado siempre pensando en dar lo mejor de nosotros a todos los que nos visitan; en la finca, ya sea: al Restaurante, a Banquetes, a Experiencias y Vinos y también a quienes nos invitan, honrándonos con su preferencia para Catering.


Sentimos necesario mencionar que hemos acogido y han saboreado nuestra cocina, los paladares más exigentes de la gastronomía, así como importantes personalidades nacionales y extranjeras; pero sin duda, nuestro principal orgullo es usted estimado amigo, que hoy nos lee y por supuesto, lo será más aún con su próxima visita y nos permita hacer de ésta, una experiencia memorable en conjunto con el legado, costumbres y servicio que caracterizan a El Nopalito.

Copyright ©2021 Restaurante El Nopalito